Las inescrutables riquezas de Cristo

«A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo» (Ef. 3:8). Crecí viendo los dibujos animados de Disney Patoaventuras, con el tío Rico McPato sumergiéndose en su bóveda repleta de oro. Era el […]

X
X